29-01-2015

¿Qué es un fibroma uterino?

 

Los fibromas uterinos son tumores benignos (no cancerosos) que se desarrollan en la superficie o en el interior del tejido muscular uterino.


En un gran número de casos, la presencia de fibromas uterinos pasa totalmente desapercibida. En otros casos, la ubicación y el tamaño de estos tumores benignos puede alterar la calidad de vida.

 

El mismo tamaño que con un embarazo de 7 meses

El tamaño de los fibromas puede ser el de una avellana o el de un melón, o incluso más en algunos casos. Los médicos suelen hacer referencia al tamaño del útero durante el embarazo para medir las dimensiones de un fibroma. ¡Algunas pacientes han sido tratadas de fibromas que tenían el mismo volumen que el de un útero con un embarazo de 6 o 7 meses!

 

3 tipos de fibromas

Los fibromas uterinos se clasifican en función de su ubicación en el útero. Básicamente son de tres tipos:

Los fibromas intramurales representan el 70 % de todos los fibromas. Se forman en la capa muscular de la pared uterina y, en ocasiones, se pueden confundir con un aumento de peso o un embarazo. Los síntomas asociados a este tipo de fibromas son el sangrado menstrual abundante, las ganas frecuentes de orinar, y el dolor pélvico y dorsal.

Los fibromas subserosos se desarrollan en la parte externa del útero y continúan creciendo hacia el exterior. Este tipo de fibromas no suelen afectar al flujo menstrual. Sin embargo, pueden provocar fuertes dolores debido a su tamaño y a la presión que ejercen sobre los demás órganos. En algunas ocasiones, los fibromas subserosos se despegan del músculo uterino. Se les llama fibromas subserosos pediculados.

Los fibromas submucosos son los más poco comunes y se desarrollan en la cavidad uterina. Provocan sangrados muy abundantes durante la menstruación y prolongan el ciclo menstrual. Al igual que los fibromas subserosos, puede ocurrir que se despeguen del músculo uterino. En este caso, reciben el nombre de fibromas submucosos pediculados.

 

Una mujer suele tener multitud de fibromas. En algunos casos, pueden presentarse diferentes tipos de fibromas a la vez (intramurales, subserosos y submucosos).

Así pues, en la mayoría de casos es difícil saber qué fibroma es el causante de un síntoma en particular. Incluso en el caso de que se haya detectado un único fibroma, se aconseja valorar la existencia de varios (fuente SFICV).

 

¿Cuáles son los síntomas?
¿A quién afectan? 

La información facilitada en www.fibrome-uterin.fr pretende mejorar, no sustituir, la relación directa entre el paciente (o visitante del sitio web) y los profesionales de salud.